Brackets royale: ortodoncias de sangre azul

¿Quién dijo que llevar brackets no es glamuroso? En esta entrada del blog de Vélez & Lozano os mostramos cómo algunos miembros de familias reales europeas optaron por arreglar su boca para lucir una sonrisa espectacular. Las ortodoncias de sangre azul que os presentamos esta semana son una prueba más de que es mejor prevenir que curar.

El príncipe Harry

Como todo miembro de una familia real, crecer al fulgor de los flashes de los fotógrafos es algo inevitable, más aún cuando a este hecho se le suma nacer en el mismo lugar en el que lo hizo la temida prensa amarilla. Y es que el segundo hijo de Lady Diana, el príncipe Harry, ha sido objeto de escrutinio público desde bien pequeño.

Royale 1
A pesar de que su ortodoncia ha sido comentada en numerosos tabloides, el joven Harry, con la personalidad que le caracteriza siempre nunca escondió su sonrisa de pícaro a los focos.

La princesa Eugenia de York

Hija del príncipe Andrew de York –tercer hijo de Isabel II- y de Sarah Ferguson, la princesa Eugenia es la prima más joven de Harry y William. Nació en 1990 y siempre fue una divertida compañera de juegos para Harry. Como él, durante su infancia se vio en la necesidad de utilizar una ortondoncia, lo que no restó un ápice de belleza a su angelical rostro.

Royale 2

El príncipe Amadeo de Bélgica

Como en los cuentos de hadas, este joven príncipe renunció hace menos de un año a sus derechos dinásticos -7º en la línea de sucesión al trono de Bélgica- por amor. En agosto de 2015 contrajo matrimonio con la periodista italiana Elisabetta Rosboch sin solicitar a su tío, el rey Felipe de Bélgica permiso para hacerlo. De este modo, y según la constitución del país, queda automáticamente fuera de línea de sucesión. Este hecho se produjo de forma voluntaria, ya que al parecer deseaba una vida lejos de los focos con su actual pareja.

royale 3
El príncipe William y la princesa Catherine de Cambridge

Según fuentes de la casa real británica explicaron en un comunicado, el príncipe William habría llevado un retenedor para sus dientes inferiores durante al menos diez años. Sí, por increíble que parezca, Clarence House comunica a la prensa este tipo de cosas en Reino Unido. Además, esta ‘noticia’ no fue revelada mientras William aún era un niño, sino en 2009.

royale 4
En torno a estos años también se habló de la ortodoncia lingual, es decir, colocada de forma invisible en la parte posterior de la dentadura, que la princesa Catherine utiliza. No en vano, se produjo un efecto similar al que la ortodoncia de zafiro de la princesa Letizia tuvo en España, donde los tratamientos de este tipo se dispararon en el país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s